La belleza está en el exterior

En los últimos años el ecommerce ha experimentado una evolución notable, tanto es así que durante el primer trimestre de 2013 alcanzó su máximo histórico con un volumen de facturación de casi 3 millones de euros, un 15,1% más que en el mismo periodo de 2012. Esto ha sido posible gracias a un nuevo tipo de consumidor, cada vez más exigente y con menos tiempo, lo que le hace decantarse por un proceso de compra sencillo, rápido y con el menor número de intermediarios posibles. Pero ante esta situación, ¿dónde quedan las tiendas físicas?

Pese al nuevo panorama que se dibuja en el mercado,  el comercio electrónico sigue encontrándose en desventaja con respecto a la compra en establecimientos tradicionales, los cuales son capaces de ofrecer al cliente mucho más que un producto y un proceso de compra totalmente impersonal y automático. Las tiendas físicas permiten al cliente entrar en contacto con los valores e identidad de la marca, favoreciendo la experiencia y la creación de vínculos que van más allá del momento de compra. Y esa experiencia empieza precisamente fuera de la tienda, en los escaparates.

Hace mucho tiempo que los escaparates dejaron de ser aquellos espacios en los que únicamente se ubicaban los productos que se querían vender, para convertirse en la carta de presentación, no solo del establecimiento sino también de la marca; siendo la primera herramienta de comunicación con el cliente, la cual debe ser capaz de sintetizar el estilo de la tienda, lo que es y lo que vende.

Los escaparates tienen una mayor influencia cuando lo que se comercializa no son productos de primera necesidad. En el caso de las firmas de moda lo importante es captar la atención de los viandantes a través de unas vitrinas, que en muchas ocasiones se convierten en auténticas obras de arte dignas de ser expuestas en las mejores galerías, y en las que la mayoría de los casos el producto no es precisamente lo más importante.

En ciudades como París, Nueva York, Londres o Tokyo algunos de los escaparates de grandes almacenes y tiendas de lujo se convierten en parada obligatoria para decenas de turistas, quienes no dudan en fotografiar repetidamente algo que consideran excepcional y digno de ser recordado en su álbum personal.

París, cuna indiscutible de la moda y ciudad de interminables calles y avenidas, alberga algunos de los escaparates más maravillosos y espectaculares del mundo. Los grandes almacenes Printemps y firmas como Louis Vuitton, Hermès o Lanvin, realizan auténticas obras maestras que cumplen claramente con su misión, no dejar indiferente a nadie.

Karl Lagerfeld para Printemps
Karl Lagerfeld para Printemps
Chloé para Printemps
Chloé para Printemps
Alexander Wang-Printemps
Alexander Wang-Printemps
Louis Vuitton
Louis Vuitton
Louis Vuitton
Louis Vuitton
Louis Vuitton
Louis Vuitton
Hermès
Hermès
Hermès
Hermès
Lanvin
Lanvin
Lanvin
Lanvin

Nueva York es otra de las grandes ciudades que concentra más número de establecimientos comerciales  por metro cuadrado y por supuesto mejores escaparates. Los grandes almacenes, donde se localizan las firmas más prestigiosas, son grandes conocedores del poder visual de las vitrinas y lo explotan al máximo.

Barneys
Barneys
Barneys
Barneys
Bergdorf Goodman
Bergdorf Goodman
Bergdorf Goodman
Bergdorf Goodman

Londres, capital capaz de aglutinar a grandes nombres de la industria de la moda y a pequeñas marcas de enorme talento pero discreta presencia en el mercado, también otorga un protagonismo especial a sus escaparates. Pasen y vean.

Harvey Nichols
Harvey Nichols
Harvey Nichols
Harvey Nichols
Liberty
Liberty
Harrods
Harrods
Harrods
Harrods

Las marcas y tiendas españolas se encuentran en el otro extremo. Aunque muchas de ellas ofrecen productos y servicios de calidad, incluso cuentan con una identidad de marca muy potente, no dan todo el protagonismo que deberían a sus escaparates, elemento esencial para entablar un primer contacto con el cliente. Pero como toda regla tiene su excepción, es por ello que podemos encontrar a firmas como Zara, más novel aunque prometedora en el arte del escaparate, y  Loewe, todo un referente en el sector moda.

Zara
Zara
Zara
Zara
Loewe
Loewe
Loewe
Loewe

 

 

 

 

 

 

No busques más, Shot & Shop lo hace por ti

En el sector moda, como en cualquier otro ámbito, puedes acceder a un número casi infinito de aplicaciones, muchas de ellas de carácter gratuito. Pero seamos realistas, ¿cuántas de esas aplicaciones que tanto nos gusta descargar, casi de forma irracional, usamos con asiduidad? Y lo que es más importante, ¿alguna de ellas nos resulta verdaderamente útil?

En este sentido, a veces sucede que cuando ya estás cansada de buscar, de repente aparece algo que te hace recuperar la ilusión y eso es precisamente lo que me pasó cuando supe de la existencia de Shot & Shop, un aplicación móvil capaz de revolucionar y modificar los hábitos de compra; simplificando de forma notable el proceso de búsqueda, selección y adquisición de una prenda o complemento en cuestión.

chicaportada

Si has visto a alguien con una chaqueta que te encantaría tener pero no sabes dónde comprarla, o tienes unos zapatos a los que apenas les das uso porque desconoces el tipo de prendas con las que combinarlos, tú también puedes parar de buscar, esta app está hecha para ti.

Shot & Shop es un buscador virtual, donde la cámara del dispositivo juega un papel fundamental, pero lo que es más importante, es sumamente sencillo de utilizar. Sólo tienes que hacer una foto al producto que quieras encontrar, ya sea de una revista, una página web, de alguna persona que lo lleve puesto en ese mismo instante, o incluso de un dibujo y posteriormente seleccionarlo, deslizando ligeramente el dedo por la pantalla, de forma que la búsqueda pueda ser lo más precisa posible. De forma automática la aplicación te ofrecerá miles de resultados de artículos idénticos o similares al introducido en la búsqueda. Esto es posible gracias a un catálogo de más de 200.000 productos y 16.000 marcas, de entre las que selecciona los resultados que posteriormente ofrece al usuario.

apps de moda shot&shop shot-shop-app-que-faltaba-L-gvGJJR zapatos-shot-shop-aplicacion shotshop-app

Una vez has encontrado el producto que buscas solo tienes que seleccionarlo y Shot & Shop te indicará el establecimiento donde poder adquirirlo. ¿Te gusta? Pues espera que aún hay más porque esta app hace las veces de estilista, ofreciéndote infinidad de opciones con las que combinar cualquier cosa que desees, desde un estampado hasta un color, o un diseño en particular, solo tienes que subir la foto y Shot & Shop hará el resto.

Esta aplicación resulta tremendamente útil, por la simplificación en el proceso de compra que permite, aspecto profundamente valorado por el consumidor online. Las marcas no son ajenas a esta cuestión  y por ello apuestan por aplicaciones que como Shot & Shop realizan el papel de intermediario, permitiéndoles contactar con un tipo de consumidor que se encuentra en pleno auge, aquel que se sirve de su dispositivo móvil para buscar, encontrar y comprar lo que desea.

Si te gusta lo que has leído te animo a que te descargues esta aplicación, disponible para Iphone y Android, y juegues con ella, porque solo jugando y experimentado disfrutarás de la experiencia. Enjoy it!

Tradición + Tendencia = #Fusionistas

A veces sucede que las pequeñas marcas tienen grandes ideas, capaces de generar una revolución en forma de movimiento; movimiento que en este caso tiene nombre propio, #Fusionistas y un autor material claro, Neon Boots.

Ante un espectro publicitario saturado, en el que el consumidor se muestra cada vez más reacio a ser interrumpido por anuncios, empieza a emerger con fuerza el Brand Content, estrategia de marketing que permite combinar publicidad y entretenimiento, como forma de conectar e involucrar al consumidor. La publicidad deja de interrumpir un contenido para convertirse en contenido en sí misma.

Las firmas se han dado cuenta de que no basta con mostrar el producto para conectar con el consumidor, hay que ir más allá, mucho más allá. Ante un mercado masificado el consumidor busca una conexión, unos valores con los que identificarse y comprometerse. Esto es precisamente lo que ha hecho Neon Boots, empresa española creada en 2012 y cuya máxima es la reinvención de la clásica y legendaria bota Chelsea.

Neon Boots Potro Blanco
Neon Boots Potro Blanco
Neon Boots Serraje Gris
Neon Boots Serraje Gris
Neon Boots Serraje Marrón
Neon Boots Serraje Marrón
Neon Boots Leopardo
Neon Boots Leopardo

Tras observar el trabajo que realizaban con las míticas botas, deciden crear, junto con Neurads, #Fusionistas, una micro webserie documental con la que Neon Boots pretende descubrir innovadoras formas de aunar tradición y tendencia.

¿El resultado?  Siete historias personales, siete experiencias, fusionando épocas, pasiones y estilos  con los que sus protagonistas han sabido transformar sus oficios. De momento hemos conocido cuatro de ellas: la joven diseñadora Marcela Mansergas, el diseñador gráfico e ilustrador José Antonio Roda, Iñigo y Patricia creadores de Yoy y Darío Giménez.

 

 

 

Iniciativas como la llevada a cabo por Neon Boots permiten conocer la marca, no desde el punto de vista de sus productos o su saber hacer, sino desde la perspectiva de las personas que le dan forma. Una buena manera, sin duda, de marcar la diferencia y añadir valor a la firma y sus creaciones. Aún quedan tres capítulos para completar la serie de #Fusionistas, pero por lo pronto estos jóvenes talentos han demostrado que tienen mucho que decir y nosotros mucho que aprender.