El particular universo de Isabelle Feliu

En el trabajo, como en la vida, resulta fundamental tener un estilo propio, una personalidad que te diferencie de la masa y que sea un reflejo de ti misma. Encontrar ese valor diferencial que te permita destacar entre la multitud y llamar la atención de propios y extraños no es tarea fácil, pero tampoco imposible. Muestra de ello es Isabelle Feliu, una joven ilustradora canadiense cuyo personalísimo trabajo le ha llevado a colaborar con firmas tan importantes como Delpozo, Puma o Whit New York.

Tras estudiar diseño de moda y merchandising Isabelle decidió abandonar su Quebec natal y trasladarse a Oslo, en busca de nuevas experiencias vitales y profesionales. Fue en la ciudad europea donde, alejada de la rutina y con mayor tiempo libre, descubrió que la ilustración era su verdadera pasión y en ella debía concentrar todos sus esfuerzos. Fruto de esa dedicación y entusiasmo la joven ilustradora ha creado un universo muy particular en el que las mujeres y la moda son los auténticos protagonistas.

Isabelle Feliu se aleja de los convencionalismos y limitaciones propias de la industria de la moda para mostrarnos la cara más amable de la misma. Un mundo relajado poblado por mujeres de razas y culturas diferentes con cuerpos plagados de curvas y una elegancia y estilo superlativos. Cada una de sus ilustraciones son sin duda un canto de amor a la moda, realizado con un gusto exquisito y una gran sensibilidad, donde los colores pastel y el empleo de elementos propios de la naturaleza juegan un papel fundamental. Isabelle es el ejemplo perfecto de como la ilustración consigue dotar de realismo, naturalidad y frescura a una industria que a veces peca de ser excesivamente restrictiva y superficial.

 

El valor de la multiculturalidad

La moda es cultura en el sentido más amplio de la palabra. Las materias primas empleadas, los patrones, la ejecución y el resultado del producto reflejan de forma evidente unos rasgos muy característicos asociados de manera inmediata a una cultura, un país y una forma de hacer y sentir muy característicos.

Hace algún tiempo y gracias a Instagram, esa enorme ventana que nos permite indagar y viajar por todo el mundo, descubrí una firma que me encantó, y no solo por sus diseños, que son absolutamente geniales, sino por la mezcla cultural y la fuerza que esta transmite. Stella Jean es una diseñadora italiana atípica, ya que pese a residir y trabajar en la ciudad eterna, sus creaciones nos transportan a miles de kilómetros de distancia, concretamente hasta Haití, lugar de nacimiento de su madre. Sus raíces, padre italiano y madre haitiana, quedan perfectamente reflejadas en su trabajo, en el que el patronaje, corte y exquisitos materiales, se entremezclan con diseños y estampados de marcados aires haitianos y africanos.

Considerada como la protegida de Giorgio Armani, empezó a despuntar en el mundo de la moda en el año 2011, tras ser galardonada en Who is on Next Italia, famoso evento que tiene por objetivo el descubrimiento y celebración de nuevos talentos. Más tarde vinieron los reconocimientos y las invitaciones a mostrar sus diseños en eventos tan destacados como la Semana de la Moda de Milán, o Pitti Uomo, donde hizo su primera incursión en el menswear.

Diseñadora con una marcada personalidad e identidad apuesta además por el desarrollo y la moda sostenible, como forma de contribuir al empoderamiento de las mujeres en situaciones desfavorecidas. Es por ello que de forma habitual trabaja con artesanas haitianas y africanas en sus diferentes colecciones. Stella Jean es sin duda una mujer con un enorme talento, comprometida con su cultura y con el papel de la moda como elemento facilitador de un entorno más justo y sostenible.

 

 

Vistiendo sueños

El vestido es ese tipo de prenda con posibilidades infinitas, capaz de adoptar múltiples formas y otorgar estilos y personalidades diversas en función de quien lo lleve. Una de las firmas cuyos diseños son sin duda toda una oda a esta prenda es Self-Portrait.

Tras cursar sus estudios en la célebre Central Saint Martins y adquirir experiencia en varias empresas del sector, Hang Chong, originario de Malasia, decidió lanzar su propia marca como forma de expresar, sin ningún tipo de traba creativa, todo su talento. Admirador confeso del maestro Alexander McQueen, apuesta por unos diseños de lujo a precios más competitivos con los que poder abarcar un sector más amplio de mujeres, al tiempo que contribuye a la democratización de la moda.

Si algo caracteriza a Self-Portrait es una marcadísima personalidad, latente en todos y cada uno de los modelos realizados por el diseñador malasio, lo que permite identificarlos de forma inmediata y asociarlos con el espíritu y la esencia de la firma. Vestidos muy femeninos, pero sobre todo muy versátiles, en los que los bordados y encajes juegan un papel fundamental. Solo verlos ya invita al disfrute y a la ensoñación, así que soñemos mientras podamos, porque “la vida es sueño, y los sueños, sueños son”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los nuevos aires de Antonia Martorell

A menudo sucede que las mejores cosas son aquellas que te encuentras por mera casualidad. En mi caso son varias las ocasiones en las que he recurrido a Internet en busca de una prenda o marca en concreto y de forma casual he dado, como si de un golpe de azar se tratase, con diseñadores capaces de conectar contigo primero y engancharte después, en tan solo cuestión de segundos. Ahí reside la magia de la moda, en su factor sorpresa, el que de vez en cuando nos recuerda que la frase “en moda está todo inventado” es del todo menos cierta.

Uno de mis últimos descubrimientos ha sido ella, Antonia Martorell, una firma joven que nace en 2013 de la mano de una igualmente joven diseñadora balear curtida en las aulas del IED, centro formativo con una cantidad de talento por metro cuadrado incalculable. La juventud de la firma y de su diseñadora creativa quedan patentes en sus creaciones, prendas que derrochan frescura y versatilidad y que dan forma a una mujer elegante y atemporal que no renuncia a lucir las últimas tendencias, pero siempre adaptadas a un estilo muy concreto, el suyo.

Sus diseños suponen además una reivindicación en toda regla de la labor artesanal, tan necesaria en tiempos de deslocalización industrial. Apuesta por la tradición y el saber hacer de los profesionales españoles en todos los procesos de creación, desde la selección de la materia prima hasta la confección de cada una de las prendas. Antonia Martorell asegura que todos sus diseños están hechos con amor, y creedme que ese sentimiento y buen hacer es más que evidente en una firma que, como es mi caso, te hace amar las casualidades.

Como anillo al dedo

Inmersos en plena temporada de bodas son muchos los vestidos de novia que casi a diario inundan las diferentes redes sociales y, en el caso de personajes públicos, dan el salto a las páginas de las revistas de sociedad. Sin embargo he de reconocer que son muy pocas las ocasiones en las que una novia consigue deslumbrarme con su vestido y creo que además de una cuestión de gustos obedece a un tema de identidad, o en este caso de falta de ella.

Siempre son las mismas firmas las que copan casi la totalidad del mercado nupcial lo que se traduce en unas novias clónicas, que si bien es cierto cada una luce un vestido diferente, todas comparten un estilo y patronaje comunes asociados irremediablemente a la firma en cuestión. Pero existe más, mucho más allá de las grandes casas en lo que a moda nupcial se refiere. Pequeñas firmas que desde sus ateliers dan forma a autenticas joyas con las que cada vestido y, lo que es más importante, cada novia adquieren personalidad propia.

Siempre insistiré en la necesidad de fomentar y apoyar el diseño y talento español, especialmente el de aquellas pequeñas firmas que con un trabajo minucioso y artesanal contribuyen a hacer del mercado nacional uno de los más ricos en lo que a moda nupcial se refiere. Buen ejemplo de ello son estos diseñadores, quienes con sus creaciones demuestran que en cuestión de novias todavía queda mucho por decir y por supuesto que vestir.

Navascúes

Sin duda una de mis favoritas y quizás tenga que ver que sea la autora de uno de los vestidos que más me han impactado y enamorado de todos los tiempos, el que lució Lulú Figueroa el día de su enlace.

Cristina Martínez-Pardo Cobián, una de las profesionales más importantes de la costura española, es quién está detrás de esta firma ubicada en Madrid y cuyos diseños se caracterizan por la importancia otorgada a los detalles más mínimos, que son los que hacen posible que cada novia sea diferente pero que todas ellas alcancen un mismo fin, emocionar.

Alicia Rueda Atelier

El flechazo que sentí al conocer esta firma se asemeja en gran medida a lo que experimenté con Navascúes. Sucede que un día ves un vestido y la fuerza de este es tal que no puedes dejar de mirarlo, de ampliar la imagen para recrearte en cada uno de los elementos que hacen de el una joya que siempre desearías tener contigo.

Nacida en el seno de una familia donde los patrones y tejidos formaban parte de su día a día, Alicia Rueda se ha convertido en todo un referente por su capacidad para elaborar vestidos únicos adaptados al milímetro a la personalidad de cada novia.

Antonio García 

Los hermanos Antonio y Fernando García dirigen esta maravillosa firma que ha logrado situarse como uno de los referentes del prêt-à-porter nacional y de la moda nupcial en su ciudad natal, Sevilla. A través de creaciones exclusivas y a medida la marca consigue captar a la perfección la esencia y el carácter de cada novia, dando lugar a diseños atemporales con un estilo muy característico en los que los detalles marcan claramente la diferencia.

Fernando Claro Costura

Con más de 30 años de trayectoria profesional, este sevillano es sin duda otro de los nombres a tener en cuenta en lo que a vestidos de novia se refiere. El juego con diversas texturas y la mezcla de volúmenes son algunos de los rasgos diferenciales de esta marca que cuenta con atelier en Madrid y Sevilla y cuyos modelos tienen la capacidad de no dejar indiferente a nadie. Arte en estado puro.

David Christian Madrid

Paloma Chacón y María Roca son las artífices de una de las firmas españolas que mayor repercusión ha adquirido en los últimos años a nivel nacional, pero también en el panorama internacional. Tejidos vaporosos, telas con caída y movimientos y ricos brocados están presentes de manera destacada en los diseños de una marca donde se confeccionan vestidos de novia tremendamente románticos y de una elegancia más que exquisita.

La fórmula magistral de M2Malletier

Hace unos días los medios de comunicación especializados en moda y tendencias situaban a la actriz Emma Watson en el foco de la noticia al lucir un bolso fabricado en España, concretamente en Alicante, por unos artesanos de dilatada experiencia en el sector. Watson es sin duda uno de los personajes públicos más implicados en la lucha de diferentes causas sociales como el feminismo, pero también en el fomento de la moda sostenible. Que una actriz como ella ,de reconocido prestigio y notoriedad pública, luzca un diseño español es sin duda una gran noticia, pero lo es más que en este país gocemos de talentos tan destacados como el que emana por todos sus poros la firma M2Malletier, autora del célebre bolso.

Marcas como M2Malletier son las que te hacen amar, aún más si cabe, la moda y todo lo que esta representa: creatividad, diseño y una precisión milimétrica en la fabricación de cada uno de sus modelos. España no solo es productora de empresas de fast fashion, sino que alberga diseñadores y firmas de menor tamaño pero de inmenso talento y la marca catalana, capitaneada por Melissa Losada y Marcela Vélez, es un buen ejemplo de ello.

En cada uno de sus diseños queda patente la impronta del diseñador de interiores francés Jean Michel Frank y del arquitecto español Ricardo Bofill, a través de unas líneas depuradas y minimalistas con las que el “menos es más” cobra todo su sentido. El resultado no podría ser más acertado, una armonía de colores y formas que convierten sus diseños en auténticas joyas fabricadas íntegramente de forma artesanal en la ciudad complemento por excelencia, Alicante.

Disfrutemos de la moda que tenemos, y sobre todo, apreciemos el inmenso trabajo y talento que hay detrás.

Una mesa con mucho arte

El verdadero arte es aquel que cobra vida con independencia del cómo y el dónde. No importa el lugar en el que se plasme o la forma en la que se haga, sino su aptitud para expresar y transmitir sentimientos y emociones que permiten conectar de manera inmediata con el artista y su obra.

En España tenemos la enorme suerte de contar con auténticos eruditos del diseño, cuya capacidad para crear es una fuente inagotable de ideas, y su visión para actualizar de forma constante piezas clásicas una delicia para los más inconformistas.

Como amante y apasionada de la moda y el diseño siento una especial debilidad por el handmade y por el inmenso talento de esos creadores capaces de dotar de vida al objeto más inerte. Y si alguien sabe como crear vida a través del arte con materiales tan básicos como el barro esa es Nuria Blanco. Artista multidisciplinar (dibujo, grabado, pintura y fotografía) cuyas vajillas son un fiel reflejo de sus sueños y obsesiones y he de confesar que también de los míos. Elaboradas con delicadeza y una sensibilidad infinita resulta imposible no enamorase, no solo de sus creaciones, sino también del meticuloso proceso que las hace posibles. Si te gusta el arte y lo que es más importante disfrutas con él, bienvenid@ este post está hecho para ti.

Duozoo. Pez-Puzzle
Duozoo. Pez-Puzzle
Duozoo. Zorro
Duozoo. Zorro
Duozoo. Loro
Duozoo. Loro
Duozoo. Ballenas
Duozoo. Ballenas
Duozoo. Pelicano
Duozoo. Pelicano
Árido. Cactus-Puzzle
Árido. Cactus-Puzzle
Apetito. Tetas-Vajilla
Apetito. Tetas-Vajilla
Botánica. Hojas
Botánica. Hojas
Apetito. Boca
Apetito. Boca
Libre. Nubes
Libre. Nubes
Duozoo. Ciervos-Puzzle
Duozoo. Ciervos-Puzzle

Al mal tiempo, María Escoté

Los días grises, fríos y lluviosos influyen notablemente en el estado de ánimo, y si a ello le sumas que el día en cuestión es un domingo, entonces se puede decir que estamos tocados y hundidos.¿Pero para qué queremos el color y la luz que este aporta si no es para animar jornadas como las de hoy?.

Si alguien entiende de color y sabe emplearlo de manera inteligente, a la par que sorprendente ,esa es Maria Escoté. Diseñadora con una fortísima personalidad que queda patente en cada una de sus prendas, dando lugar a colecciones llenas de energía, inspiradoras y muy motivadoras.

Siempre he sentido curiosidad por el trabajo de María y por su capacidad para lograr que cada uno de sus diseños desprenda al 100% esa filosofía tan Escoté. Pero he de reconocer que sus últimas colecciones me han cautivado por completo, especialmente en lo que a vestidos se refiere, donde resulta imposible escoger uno entre tanta maravilla. Por ello y por que quedarme con uno supondría tener que dejar al resto, algo a lo que mi corazón no está dispuesto, aquí os dejo mi particular selección, esa que inunda de color el día más gris.

Black snake dress
Black snake dress
Blue wings dress
Blue wings dress
Cannibal flower dress
Cannibal flower dress
Cobra stretch dress
Cobra stretch dress
Diamond stretch dress
Diamond stretch dress
Pink leopard dress
Pink leopard dress
Pinkie pie dress
Pinkie pie dress
Electric daisy night star dress
Electric daisy night star dress
Red zebra long dress
Red zebra long dress
Twilight long dress
Twilight long dress

El regalo de Fendi

Es época de villancicos, turrones y adornos navideños pero también es momento  de conocer un avance de lo que serán las propuestas de muchas enseñas de moda para la temporada Otoño/Invierno 2015-16. Como en todo, siempre hay una firma que consigue destacar entre la multitud, convirtiéndose, por adelantado, en un auténtico regalo navideño. Para mí este año el regalo, visual, ha venido de la mano de Fendi, gracias a una colección plagada de propuestas con posibilidades infinitas. La mezcla de texturas y colores dan forma a unas prendas prácticamente perfectas, con las que soñar está de sobra permitido. Bienvenidos a mi sueño.

Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi  Pre Fall 2015
Fendi Autum/Winter 2015-16
Fendi Pre Fall 2015

El valor diferencial de Domingo Ayala

Desde que hace aproximadamente cuatro años conocí su firma, me convertí de inmediato en fiel seguidora de la misma. Cuando descubres marcas como Domingo Ayala, te das cuenta de que estás ante algo diferente, cuyas ideas y diseños son tan especiales, que merecen la pena pararse a contemplarlos. Y si a esto se le suma el hecho de que se trata de una marca cien por cien handmade, el flechazo está más que asegurado.

Domingo Ayala es un diseñador canario que tras licenciarse en Bellas Artes decide trasladarse a Barcelona para desarrollar su carrera profesional. Allí se inicia como ilustrador de libros y revistas de moda, hasta que le llega la oportunidad de trabajar con Custo Barcelona, donde se encarga principalmente de los diseños de la línea infantil. Pero tras diferentes colaboraciones decide emprender su propio proyecto, Domingo Ayala Handmade, una firma orientada al diseño y producción artesanal de piezas de joyería accesible, elaboradas con materiales poco comunes como cuerdas, scoobies, telas, imperdibles o codos de cobre.

Detalle de uno de los diseños de Domingo Ayala
Detalle de uno de los diseños de Domingo Ayala

Ante un mercado saturado y lleno de copias, Domingo Ayala se enfoca principalmente en el producto, concentrando sus esfuerzos en fabricar accesorios bien hechos y en mejorarlos de forma progresiva. Una firma que trabaja intensamente el factor diferencial de sus productos, como forma de acercarse a un público cansado de lo convencional, y ansioso de una creatividad, que en muchas ocasiones, parece haber quedado obsoleta en el sector de los accesorios.

Pese a ser una firma pequeña, con una producción no muy elevada, el esfuerzo y constancia del diseñador canario han hecho posible la comercialización de sus productos en puntos de venta de diferentes países como Estados Unidos, Egipto o Australia, así como la aparición de muchos de sus diseños en editoriales de moda de prestigiosas publicaciones como Teen Vogue.

Desde sus inicios, la firma ha ido evolucionando de forma progresiva y notable, no solo en lo que a imagen se refiere, sino especialmente en sus diseños, los cuales han experimentado un salto cualitativo importante, todo ello sin perder un ápice de la esencia e identidad de la marca, esa que la hace tan especial y única.

Domingo Ayala continúa trabajando y elaborando auténticas joyas que son todo un deleite para aquellos que amamos el handmade, especialmente el made in Spain. Una pequeña firma que es todo un ejemplo de constancia y de saber hacer y de que en la moda nada se consigue por casualidad, sino que requiere mucho esfuerzo y por supuesto talento, algo que a Domingo Ayala le sobra.

Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade
Domingo Ayala Handmade